¡Y la cabra tiró al monte!

¡Y la cabra tiró al monte!

Pocas son las veces que os contamos historias personales, pocas muy pocas en las que mostramos nuestros rostros, nuestra imagen… pero hemos de admitir que nunca por dejadez, quizás tal vez por timidez, por mantenernos a la sombrita y dejar toda la luz al trabajo realizado. Pero hoy necesitamos expresaros lo que estamos pasando, os merecéis que os contemos todas las experiencias personales que estamos viviendo, todas las ilusiones que nos arropan cada noche…

“Todo este tiempo hemos estado soñando con la posibilidad de crear otro mundo; otras formas de hacer, de sentir y de convivir. Hemos estado soñando con darle voz a otros entendimientos basados en la sostenibilidad, ruralidad, decrecimiento, biodiversidad, patrimonio y comunidad… Y es ahora, justo en este momento, cuando se nos abren nuevos caminos y veredas, nuevas puertas para no solo soñar ese otro mundo posible, sino aunque nos parezca increíble, para ponerlo en pie.

Después de muchos meses de que si sí de que si no, de que era todo era nada, de que era aquí o que era allá… de muchos miedos y consejos, ¡¡lo conseguimos!! En unos días (después de una mudanza casi quimérica), algun@s de nosotr@s veremos cumplir parte de ese sueño, compartiendo nuestras vidas (con otr@s compañer@s/amig@s) bajo el mismo cielo, sobre la misma tierra, a la misma sombra, tod@s junt@s buscando el mismo mundo…

El lugar encontrado se halla escondido en la Sierra de Aracena, bosque mediterráneo donde ya aguarda pacientemente nuestro compañero Carliños, que lleva un tiempo en la tierra de sus antepasados dándole una bonita forma a su propio sueño. Su implicación para con este lugar parece venir de un sentimiento tan profundo como las raíces de las encinas y alcornoques que lo vieron nacer. ¡¡Deseando estamos de compartirlo!!.

Y la cabra tiro al monte

Aunque como en todo camino recorrido, las alegrías también dejan hueco a la tristeza. Recientemente hemos tenido que decir “hasta luego”, que no adiós o hasta nunca, a otro de nuestros compañeros. Ha echado a volar como pájaro loco que aletea a contracorriente hacia el norte, ese tan arriba que casi se deja acariciar por los cruasanes y las boinas. Las cuestiones personales fueron las que lo impulsaron a abandonar el nido, un nido que ha dejado triste y vacío al llevarse su alegría y locura a otra parte. ¡¡Te echamos de menos Manuele!!

Y por ahora así siguen nuestros caminos, enlazados pero alejados, con añoranza pero felices, bonitos pero duros de recorrer… y aunque nuestra ausencia en los próximos meses ya esté algo justificada, intentaremos hacer llegar la tecnología lo antes posible. Aún así la presencia en las redes, la rapidez en las respuestas, las salidas al campo… todo ello se verá leve y momentáneamente afectado. Esperamos entiendan el cambio.

      – Y la cabra siempre tiró al monte y, en nuestro caso, no podía ser de otro modo -

 

Como siempre, gracias por participar de nuestros sueños.

David y María (y Carlos).

Join the discussion 4 Comments

  • ya nos ireis contando para haceros una visita!

    • Hadiqa dice:

      De momento es un germen de proyecto que esperamos crezca y evolucione. Cuando queráis/podáis estáis invitados.
      Muchas felicidades por vuestro currazo, estaremos al tanto de vuestra nueva temporada y seguiremos dándole difusión.
      Un saludo!!

  • Laura Cubillo Guardiola dice:

    Y el mundo será de todos aquellos cabras que se tiren al monte…
    Envidia sana me dais,esperando el momento de coger mi atillo y tirarme también.Mucha suerte en el monte y ya sabéis ,los lobos suelen ser también buenos,solo hay que entenderlos un poco y conquistar su corazón.
    Saludos
    Laura Cubillo

    • Hadiqa dice:

      Muchas gracias Laura. Que vengan los lobos y las cabras y que se lleven bien. Que vaya precioso por tus lares y pronto puedas tirarte al monte.
      Un saludo de l@s hadiquian@s

Leave a Reply

Si quieres contactar con nosotros ¡Escríbenos!